Distopía ENSAYOS

Discurso de la rendición

lustración por: Leslie Salvén

Defiéndete, pero no les ataques. Déjate morir y no te permitas ser su esclavo. Deja que tu tierra se destruya por su mano. Deja que tu casa se vuelva polvo rojo y tú solo polvo en alguna parte.
Nadie levanta naciones sin nadie que las levante, deja que su propia barbaridad les deje poderosos pero condenados.

Los países pro armamento siempre en vela por un mal casi imaginario atormentan a un mundo que canta la diplomacia y la cooperación económica.

¿Quién demonios va a conquistar el mundo hoy?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: