Opinión Política

Las elecciones por el mundo de Dios y sus muertos

Desde la época de la Ilustración hasta nuestros días se ha dado un proceso emancipatorio del conocimiento aportado por el hombre para llegar a más de ellos, todo esto con un aparente propósito didacta educativo. Más bien, no se ha hecho más que simplemente asesinar a la razón, prueba de ello lo podemos palpar en los paupérrimos consensos del “conocimiento” distribuidos como la máxima y absoluta fuente de la verdad: Twitter. Vale más decir la mentira popular que cualquiera razonamiento coherente; la censura representa paradójicamente, el efecto más humillante y presente de nuestra sociedad.

Ilustración: Silvia Tovar

En general (y más aún por la aproximación de elecciones) es todo un sacrificio buscar información acerca del candidato Biden, que no sean sino, meramente recuentos de vida y, conclusiones que derraman la sangre de todos aquellos libertarios que buscan, por medio de la fe y la verdad (y la violencia), la liberación del orco mundano y benigno y desmoralizador que representa quien sino Donald. J. Trump.

Desde el único punto que verdaderamente le interesa a Estados Unidos como un país capitalista, que es el crecimiento económico, Trump ha generado un desarrollo exitoso que definitivamente lo secunda en su búsqueda a la reelección: en el cuarto trimestre del 2018,  logró un incremento económico del 4,2 por ciento para el país, se han creado más de 4 millones de empleos desde la toma de mandato, se concluyó el acuerdo comercial entre Estados Unidos y México para reemplazar el TLCAN y alcanzó un acuerdo con la UE para aumentar las exportaciones estadounidenses. Sin embargo, frente a las medidas escasas que evidentemente tomó ante el coronavirus, hubo un retroceso trascendental que originó un desvarió bíblico en su campaña y, de más hablar está, de su adquisición de Covid-19, que lo incapacitó en los momentos más cruciales de la contienda, llegando apenas estable para el debate presidencial.

La figura de Donald Trump ha sido una de las imágenes más degradadas de nuestra época por incontables razones, más aún por la enorme descontextualización que ha acumulado desde su primera campaña. Por ejemplo, con el caso de los inmigrantes. Una de las propuestas en su primer intento de llegar a la casa blanca, fue el financiamiento del muro divisorio entre México y Estados Unidos, proyecto, ya iniciado desde el mandato de Obama. Las cifras que nos arrojan el ICE y DHS, el año con menos deportaciones de la década fue 2017, el primer año de gobierno de Donald Trump, con 140 763 indocumentados enviados de regreso a su país. En los primeros tres años de mandato, Trump alcanzó la cifra de 666,106 deportados, contra los 1,189,755 deportados respecto a la administración de Obama en este mismo lapso.

Por otro lado, la carrera de Biden, por lo menos a la luz pública, se ha caracterizado por confrontamientos hostiles con periodistas, discursos falsificados, apariciones públicas incoherentes y una carrera con más de 50 años en el ámbito de la política, de los cuales 8 fueron dedicados a la vicepresidencia de Obama. Dentro de los medios de comunicación parece tener una pulcritud inmaculada. No es ninguna sorpresa suponer favoritismo, mas a lo que respecta a las pruebas objetivas, estamos frente a un fenómeno repugnante de populismo del más puro.

Biden representa la paradoja de la izquierda: velar a la escoria más repugnante que pueda existir (con dinero y poder) con el fin de financiar movimientos progresista.

El sentido del ridículo no deriva de la ignorancia más que de las masas moralistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: