CULTURA ENSAYOS

Pessoa: múltiples facetas de un hombre

Si después de morirme quisieran escribir mi biografía
no hay nada más sencillo.
Tiene sólo dos fechas
la de mi nacimiento y la de mi muerte.
Entre una y otra todos los días son míos.
 
Fernando Pessoa/Alberto Caeiro; Poemas Inconjuntos; 
Escrito entre 1913-15; Publicado en Atena nº 5, febrero de 1925.
Ilustración por: L.R

Hay autores que con su obra revelan en nosotros la fascinación por lo inexplicable, la forma en que se configuran los versos y las líneas, los párrafos y las estrofas pueden llevarnos a lugares remotos dentro de nosotros. Existen alquimistas de las letras que no sólo pueden maravillarnos con la obra que nos presentan, también con el proceso creativo con el cual la crean. Este sin duda es el caso del escritor portugués Fernando Pessoa.

Desarrollo desde edad muy temprana la poesía, cuenta con antologías como El poeta es un fingidor o Poemas de Alberto Caeiro, también se adentró en el cuento, la crónica y creaciones cuyo género gravita entre la poesía y la narrativa como su famoso El banquero anarquista. Su obra es increíblemente basta e inagotable, un solo libro otorga un viaje con idas, vueltas, viajes sin retorno, reflexiones, angustias y paisajes.

Hablar de Fernando Pessoa es muy severo, significa realizar un estudio previo (casi como la iniciación a un culto) antes de adentrarse a sus obras, ya que no es algo con lo que puedas lidiar tan fácilmente. Primero, debemos saber que compone su obra mediante heterónimos, un heterónimo es un nombre que representa una personalidad creada por el autor y mediante la cual escribe su obra. En el caso de Pessoa se cuentan alrededor de 62 personalidades diferentes, este ejercicio se trata de una trascendencia, implica una fragmentación de la personalidad que da vida a estos personajes que crean asimismo toda una serie de pensamientos y sentimientos que se extienden en su obra. El objetivo de este desdoblamiento parece ser simplemente el de ampliar el campo de la sensibilidad y la comprensión o como dijo él: “me multipliqué para sentirme”. Tenemos poetas, como Alberto Caeiro, pensadores como Bernardo Soares u hombres elegantes como Álvaro de Campos, todos ellos son partes de Pessoa, representan un esfuerzo de autoconocimiento mediante la multiplicación de uno mismo.

Podemos apenas imaginar cómo es este proceso creativo posible y ya es, en sí mismo, asombroso, pero ¿cómo es leer Pessoa? Es un viaje sin retorno, un pacto con un demonio de letras y páginas. En cualquiera de sus personalidades, quedas atrapado en la forma en que plantea hasta lo más simple. Los temas que trata son tan variados como la literatura misma, pero no es algo que lees todos los días, aunque seas un ávido lector. Sin duda, tendrás numerosos momentos en los cuales debas enfrentar el abismo, pero no aquel abismo externo del que aún tienes la esperanza de escapar, hablo del abismo cruel que cargas contigo, deberás cuestionar tus pensamientos y dudar de tus acciones. La experiencia con este autor ha sido para mí, más que personal, íntima. Me sentí en una completa tormenta de pensamientos y preguntas, una eterna charla entre las letras y yo. Fue para mí casi caótico leer muchos de mis más profundos sentimientos traducidos en palabras con tanta belleza y crudeza. Siempre he pensado que una buena lectura debe exigirte mucho de ti mismo, en conocimiento, disposición, paciencia y hasta entrega.

¿Te atreves a correr el riesgo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: