CULTURA ENSAYOS Social

Hay historias que no son compatibles para el futuro.

Ilustración por: Adrián Padilla Gay

Dos hombres entran en un cuarto, si en quince minutos ambos siguen vivos serán recibidos con una ráfaga de balas cuando les abran la puerta, sus cuerpos serán arrojados a una fosa donde nadie podrá visitarlos; en cambio, si uno asesina al otro, el vencedor será bendecido con honor a donde fuere.

¿Qué hay que sea más feroz que la voluntad de un hombre cuando se enfrenta con la de otro?

Ambos tienen nombre, un nombre cuyo significado se lleva escribiendo desde el día en que llegaron a este mundo, pero nada de eso importa, no importa si estos hombres son buenos o son malos, lo único que importa acá es que uno de esos nombres será borrado de la existencia y el otro trascenderá la existencia.

Los desafortunados entran al cuarto y se miran, es la primera y última vez que verán esos ojos, la historia individual de estos hombres es incompatible para el futuro, porque para que una exista tiene que dejar de existir la otra. Giran en círculos como dos lobos a punto de despedazarse el uno al otro.

Es triste si lo piensas, porque estos hombres no se odian, ni siquiera se conocen y aún así el destino cruel se encargó de ponerlos el uno contra el otro, si tuvieran tiempo de pensar estoy seguro que hasta sentirían un poco de respeto por su adversario. Lamentablemente ellos no tienen tiempo pero tú sí.

Yo sé que hay doctrinas que nos han traído miseria a todos, también entiendo que hay gente estúpida que defiende estas doctrinas y que para que el mundo avance tenemos que pasar por encima de mucha de esta gente, no es mal pedo, simplemente hay historias que no son compatibles para el futuro.

Desde tiempos inmemoriales la idea de que “todos somos iguales ante los ojos de dios” permea nuestra sociedad, tanto que incluso hoy todavía muchos luchamos para hacer realidad este ideal. Movimientos como: Black Lives Matter, la lucha por los derechos LGTB o el feminismo, son solo algunos ejemplos actuales.

Me temo que si te identificas con cualquiera de estas causas debes hacer algo terrible y completamente antiintuitivo: reconocer a tu enemigo como tu igual.

Tal como los hombres que menciono al principio de este texto en nuestra sociedad hay fuerzas opuestas pero profundamente iguales que bailan antes de destrozarse la una a la otra, porque recordemos: hay historias que no son compatibles para el futuro.

Si no comprendes esto, si no te quitas el sombrero frente a tu enemigo y lamentas su derrota antes de celebrar tu victoria, yo personalmente te deseo lo peor, espero que no tranciendas, ojalá que pierdas porque para mí tú no mereces ganar.

[…]

El que se alegra de vencer

es el que goza con la muerte de los hombres.

Y quien se complace en matar hombres

no puede prevalecer en el mundo.

[…]

Cuando ha sido matada mucha gente,

sólo es justo que los supervivientes lloren por los muertos.

Por esto, incluso una victoria es un funeral.


Tao Te King – Capítulo 31, Lao Tse

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: