ENSAYOS

En cuarentena, y no pasa nada.

Ilustración: David Ramírez

El encierro nos espanta porque está muy encerrado, no nos deja respirar, siempre nos trae de noticia en noticia sin dejar algo bueno o nuevo, el coronavirus ya no es nada nuevo y va a quedarse.

Las noticias terminan el día con emociones avasalladoras, enunciando en una peculiar viva voz que nos queda más o menos. Así, cuando no tenemos otro camino que sentirnos uno, podemos ver más cerca la compasión y la consolación.

Humano se siente bien, pero no se siente suficiente.

Y todo porque el medio desperdicia lo inmenso del mundo y sus problemas.

Los abrazos van a ser nuestra energía para tolerar el remedo de vida que nos presenta esta situación.

No publico porque tenga algo que decir, lo hago porque he reflexionado en la catástrofe de sociedad que nos plantea esta pandemia y necesito poquita esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: